En Yacuiba secuestran otro auto denunciado como robado, en un parqueo del Concejo Municipal

A Bolivia se la conoce por el narcotráfico, el contrabando, la informalidad, la falta de institucionalidad y ahora por los autos robados que salpica a jefes de la Policía Nacional, según el diputado José Luis Porcel (Comunidad Ciudadana)

Bolivia tiene una imagen totalmente deteriorada en el exterior que se profundiza después de las revelaciones sobre el tráfico de vehículos robados desde Chile, según legisladores opositores, en medio de otra denuncia que salta respecto a este tipo de hechos, solo que ahora el escenario es Yacuiba, frontera con Argentina.

Se trata del secuestro de un auto blanco del parqueo del Concejo Municipal de la ciudad de Yacuiba por parte de Diprove, debido a que estaba denunciado por robo en Argentina y que supuestamente pertenece a una concejal del MAS.

El director de Diprove de esa ciudad, Cristian González, hizo conocer que en caso de tener irregularidades el vehículo será remitido a la Aduana Nacional y si el propietario presenta toda la documentación será devuelta.

«Se va hacer las investigaciones, para ver si es un vehículo robado o indocumentado», sostuvo Gonzales a Yacuiba Noticias.

El vehículo tiene registro nacional en el RUAT con las mismas características del motorizado secuestrado, con radicatoria en el municipio de Tarija, además aparece como vehículo reemplacado y tendría deudas por impuestos de la gestión 2021.

El motorizado fue secuestrado del parqueo que tienen las autoridades del Concejo Municipal, al frente de la Plazuela del Estudiante.

El caso del robo de autos en territorio chileno se destapó tras un reportaje de Meganoticias junto a la ONG Grupo de Búsqueda de Vehículos (GBV) que reveló que una vagoneta reportada como robada estaba en una casa de la ciudad de Santa Cruz, que presuntamente pertenece al teniente coronel Raúl Cabezas Pantoja, quien fue destituido como comandante de la Policía fronteriza de Uyuni (Potosí).​

El diputado José Luis Porcel, de Comunidad Ciudadana, dijo que a Bolivia se la conoce por el narcotráfico, el contrabando, la informalidad, la falta de institucionalidad y ahora por los autos robados que salpica a jefes de la Policía Nacional.

«¿Al final, en quien debemos confiar?», se preguntó el legislador tarijeño, al plantear que se debe abrir una investigación desde la Asamblea Legislativa para establecer si existen autoridades gubernamentales involucradas.

La diputada Luciana Campero, también de CC, afirmó que la imagen de Bolivia se ve pisoteada por diferentes ilícitos que se comenten dentro del país, como la fábrica de drogas en reservas naturales, la explotación minera en áreas protegidas que contaminan los ríos y la venta de autos chutos en municipios con el permiso absoluto de la Policía Nacional.

A su criterio, la Asamblea Legislativa Plurinacional (ALP) debe abrir una investigación sobre el tráfico de vehículos robados desde Chile para saber si hay autoridades del gobierno involucradas.

«El pueblo boliviano quiere conocer qué hay detrás de todo esto y cuál es la complicidad. Se tiene que profundizar la investigación y establecer sanciones penales, además de una limpieza en la institución policial», expresó Campero.

Tras los polémicos casos, el ministro de Defensa, Edmundo Novillo, instruyó realizar operaciones sorpresa para detectar y decomisar vehículos indocumentados.

Actualizando Tarija

Compartelo:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.