Fiscalía confirma 44 reos muertos en amotinamiento en cárcel de Ecuador; la mayoría de muertes habría sido por arma blanca, según el Gobierno

Se recapturó a 112 reos y 108 escaparon. Se aplicaba un operativo para recapturarlos de acuerdo a autoridades gubernamentales.

Ecuador vuelve a tener una jornada sangrienta en sus cárceles. El escenario ha sido la cárcel de Santo Domingo de los Tsáchilas.

El presidente Guillermo Lasso había confirmado durante la mañana que producto del amotinamiento reportado la madrugada de este lunes 9 de mayo había 20 reos muertos. No obstante, con el paso de las horas, la cifra se fue elevando. La Fiscalía contaba 44 muertos hasta las 17:00.

Hubo además 13 personas heridas, muchas de ellas graves. Se recapturó a 112 reos y 108 escaparon.

En esa cárcel hay unos 1.700 presos cuando su capacidad es de 1.100.

El ministro del Interior, Patricio Carrillo, indicó que casi todos los asesinatos fueron hechos con arma blanca, la mayoría de cuerpos fueron expuestos en pabellones y celdas y luego se usaron armas de fuego con la intención de fugarse.

El mandatario indicó que esta nueva revuelta es consecuencia de “la violencia entre bandas”.

“Mi más sentido pésame a los familiares y seres queridos de los fallecidos en el amotinamiento en la cárcel de Sto. Domingo. Este es un lamentable resultado de la violencia entre bandas.

Carrillo agregó que se realiza el conteo de los reos y se ha dispuesto a la Policía y en coordinación con Fuerzas Armadas que las carreteras que unen al cantón y la provincia como Santo Domingo-Alóag, a la Concordia, al Carmen, a Patricia Pilar, por las Mercedes, están custodiadas para recapturar a quienes lograron huir.

Las bandas delictivas Los Lobos y un fraccionamiento de ellos, los R7, serían responsables del nuevo amotinamiento carcelario. Los incidentes se produjeron a las 02:30.

“Hay que revisar creería yo el mecanismo de acumulación de penas, hay que revisar creo yo también este mecanismo de beneficios penitenciarios, negándoles a todos aquellos que participan en estos actos criminales”, dijo Carillo, en una rueda de prensa desde el ECU911 de Santo Domingo de los Tsáchilas.

Al conocerse de las muertes, decenas de familiares de los reos se aglomeraron en los exteriores del penal para poder conocer detalles.

La desesperación crecía debido a que durante la mañana circularon crueles imágenes de reos asesinados en pasillos. Las gráficas eran tan despiadadas como las que se vieron en otras masacres en Guayaquil y Cuenca.

El universo/Ecuador

Compartelo:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.