Proyectan descuentos del 0,3% al 3% a los salarios e ingresos para sostener la Renta Dignidad

Un proyecto de ley propone aportes de 0,3% desde un ingreso total de Bs 2.164 a 10.000, y de 1,5% y 3% a los sueldos que son más altos.

Un anteproyecto de ley prevé descuentos de 0,3% hasta 3% a quienes ganen o tengan ingresos a partir de 2.164 bolivianos para sostener el Fondo de la Renta Dignidad.

La versión inicial del anteproyecto de Ley de Creación de Aportes Solidarios para el Fondo de la Renta Universal de Vejez (FRUV) y al que accedió Página Siete  establece contribuciones progresivas para coadyuvar el financiamiento de la Renta Dignidad y Gastos Funerales.

Se estipulan aportes solidarios de todo trabajador o trabajadora dependiente, independiente y consultor.

Por ejemplo, de un total ganado o ingreso cotizable de 2.164 a 4.000 bolivianos el trabajador deberá aportar 0,3%. Esto significa un descuento de 6,4 y 12 bolivianos en su ingreso.

Este porcentaje va hasta quienes perciban de 8.001 a 10.000 bolivianos. El aporte solidario sube a 0,5% para quienes ganan de 10.001 a 12.000 bolivianos, de 12.001 a 14.000 bolivianos y hasta 16.000 bolivianos (ver cuadro).

La contribución crece a 0,7% para quienes ganan desde 16.001 a 18.000 y 20.000 bolivianos y  sube a 1% para los que tienen ingresos desde 20.001 a 22.000 bolivianos. Se prevé un aporte de 1,5% para ingresos de 22.001 a 24.000 bolivianos y un 3% para quienes perciban recursos  encima de los 24.001 bolivianos.

El anteproyecto también obliga a la Empresa Yacimientos del Litio Boliviano (YLB) a transferir  mensualmente al Tesoro General de la Nación  (TGN) el 30% de los recursos que perciba por la venta de carbonato de litio y cloruro de potasio con el fin de financiar el FRUV.

En la disposición adicional única el documento dispone la incorporación de los parágrafos IV, V y VI al artículo 65 de la Ley General de Telecomunicaciones de un nuevo texto: “Los operadores de telecomunicaciones que tengan un patrimonio igual o superior a Bs 1.000.000.000 y tengan cobertura nacional, deben transferir mensualmente, como aporte solidario al FRUV al menos el 10% de los recursos percibidos por la venta de servicios de telefonía móvil e internet del período anterior”.

Se aclara en el artículo V que el aporte solidario al FRUV no incrementará las tarifas que pagan los usuarios y en el VI que la Autoridad de Regulación y Fiscalización de Telecomunicaciones y Transportes (ATT)  reglamentará ese artículo.

Página Siete envió un cuestionario al Ministerio de Economía sobre el anteproyecto, pero no recibió respuesta.

El dirigente y secretario de educación y cultura de la Central Obrera Boliviana (COB), Gustavo Arce, informó que desconocen el anteproyecto de ley y señaló que la subcomisión de pensiones conformada para analizar el tema de pensiones no llegó a reunirse antes de definirse el incremento salarial.

“La mesa de trabajo de pensiones aún no se reunió y no hay nada oficial. Cualquier versión que salga no tiene sustento de la subcomisión respectiva”, dijo.

El analista en pensiones Alberto Bonadona opinó que el anteproyecto busca generar recursos para pagar la Renta Dignidad ante la falta de generación de utilidades de todas las empresas públicas.

Añadió que este aporte puede generar rechazo y lo más razonable sería buscar financiamiento con donaciones de organismos internacionales, ya que este bono social tiene muy buena aceptación y reconocimiento en el exterior por su impacto social.

¿De dónde sale el financiamiento?

El Fondo de la Renta Universal de Vejez, según la Ley 3791 y el Decreto Supremo reglamentario 29400, se financia con el 30% de todos los recursos percibidos del Impuesto Directo a los Hidrocarburos (IDH), de las prefecturas, municipios, Fondo Indígena y Tesoro General de la Nacional a partir del 1 de enero de 2008. 

Otra fuente son los dividendos de las empresas públicas capitalizadas, generados a partir de la gestión 2008, en la proporción accionaria que corresponde a los bolivianos.

Datos del Viceministerio de Pensiones revelan que en 2008 los beneficiarios de la Renta Dignidad eran de 752.338 personas y en 2021 aumentaron a  1.131.094.

El pago a éstos pasó de 1.615 millones de bolivianos en 2008 a 4.562 millones de bolivianos el año pasado. La Renta Dignidad es  un pago mensual, universal y vitalicio que provee el Estado Plurinacional de Bolivia a las personas de 60 años o más.

El beneficio llega a los mayores de 60 años desde 2008

  • Beneficio Los adultos mayores de 60 años que no reciben una pensión de jubilación obtienen 4.550 bolivianos al año de la Renta Dignidad, según datos de la APS.
  • Los rentistas del Sistema de Reparto o los que perciben una pensión del Sistema de Seguridad Social de Largo Plazo reciben 3.900 bolivianos al año.
  • Evolución El número de beneficiarios de la Renta Dignidad comenzó a crecer por encima del millón de personas a partir del año 2017. El financiamiento ese año se disparó a 3.483 millones de bolivianos y desde entonces siguió en alza, según datos de la APS.
  • Tuición La administración y pago de la Renta Universal de Vejez y Gastos Funerales  está a cargo de la Gestora Pública de la Seguridad Social de Largo Plazo  a partir del 2 de enero de 2018, según Decreto Supremo  3333 de 20 de septiembre de 2017.
  • Recursos Los ingresos del IDH que sirven para financiar el FRUV los últimos años descendieron con la caída de la producción de gas.Página Siete.

Página Siete

Compartelo:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.