¡Escalofriante! la “Chola llorona” aterroriza en el Trópico

Varios mototaxistas señalan que en la localidad de Entre Ríos circula el alma de una cholita asesinada. Donde deambula supuestamente a altas horas de la noche aterrorizando a los transeúntes y pobladores de la región.

En redes sociales circula vídeos donde se escucha el llanto de una mujer y de perros ladrando, según el relato de algunos mototaxistas que trabajan en horas de la noche, refieren que se trata del llanto de una mujer de pollera a quien la identifican como la “Chola Llorona” quien según creencias urbanas sería un alma o espíritu a quien en vida fue embarazada, la mataron de forma macabra, a consecuencia de lo sucedido su alma no puede descansar en paz hasta que encuentre a su amado o sus verdugos sean sancionados por la justicia.

Muchas versiones manifiestan que generalmente la “chola llorona” circula a altas horas de la noche en las sendas o barrios alejados e incluso en la carretera y estos últimos días supuestamente había sido visto por algunos mototaxistas en la zona de Entre Ríos. El video viral circula en las redes sociales de páginas de noticias del Trópico. ¿Usted cree que es verdad o falso los videos y audio de la Chola llorona?

Todo queda a criterio de la veracidad de los vídeos y relatos en las redes sociales que circularon el fin de semana creando una duda entre los pobladores.

LA CHOLITA CONDENADA

Cuenta la leyenda lo sucedido a una bella cholita, llamada María, sus padres la habían dejado como sirvienta de un matrimonio asentados en la zona, la joven era hacendosa e introvertida, hablaba poco, impactaban a primera vista sus largas trenzas y sus grandes ojos, orlados de negras pestañas que la hacían más tímida cuando conjugaban con sus labios carnosos y morenos, la nariz guardaba relación con su rostro redondo que brotaba de un fino cuello.

Era María de regular estatura, su espigado cuerpo era disimulado por las amplias polleras que vestía, las que conjugaba con su manta floreada, por encima de sus ojotas se anunciaban unas esbeltas piernas, propias de quien camina demasiado. María desempeñaba con diligencia sus labores de casa, se cuenta que el matrimonio al que servía era considerado “extraño”, debido a que escasamente se habían relacionado con sus vecinos, eran huraños, de mal carácter y hasta malos en el trato.

En cierta ocasión, aprovechando la ausencia de su esposa, el patrón abusó de la bella indígena, amenazada para que no avise a nadie, el hecho se repitió varias veces. El tiempo pasó, lastimosamente, María quedó embarazada, inocente, ingenua y temerosa, no dijo nada a nadie, pero llegó el momento en que la gestación se hizo evidente, en tales condiciones, la patrona le increpó y luego la intimidó con azotarla si no delataba al padre de la criatura que llevaba en su vientre, ante la presión, la cholita confesó la verdad. Enfurecida de celos y rabia la patrona optó por asesinar a la empleada y su bebé, lo peor de todo, en complicidad con su marido, consumado el crimen, entre ambos, enterraron el cadáver de María en el fondo de la casa. Se cuenta que a los pocos días de ocurrido el hecho, el alma de la cholita comenzó a deambular por la casa, la cholita se había condenado, estaba purgando un pecado que no cometió, volvía para castigar a sus asesinos. Unas veces se le aparecía a la señora, otras al esposo; les hablaba, les mostraba su vientre y preguntaba por su hijo. Tal fue el impacto recibido, que el esposo falleció de un ataque al corazón, mientras que ella enloqueció, en sus desvaríos, contaba como sucedió la muerte de la cholita. El desorden mental la acosó, hasta que finalmente debió ser internada en el manicomio, desde ese momento la cholita anda deambulando buscando a su hijo y a los que la mataron. RRSS

Compartelo:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *