El presidente Luis Arce en su mensaje al país por los dos años y medio de gestión, «enfatizó la reconstrucción económica»

El presidente Luis Arce transmitió este martes al país su mandato de dos años y medio como jefe de Gobierno. Sopesando lo realizado durante este tiempo, enfatizó la reconstrucción económica y anunció la consolidación de las bases para una Bolivia industrializada.

El presidente mencionó sobre la crisis sanitaria. “Desde el punto de vista de la salud, afrontamos todas las tareas de lucha contra la pandemia (de covid-19) sin vacilación y sin dilación”, dijo.

Hizo hincapié en implementar un «plan integral» cuyos pilares son pruebas y vacunas gratuitas para todos y una respuesta coordinada al coronavirus con todos los niveles de gobierno.

“A través de nuestra estrategia, la tasa de mortalidad del virus se ha reducido del 6,2 % en la primera ola a solo el 0,1 % en la quinta ola; hasta la fecha, se han administrado más de 15,9 millones de vacunas, y millones de pruebas de PCR y antígeno nasal se han realizado pruebas de forma gratuita a disposición del público», dijo.

Agregó que ahora las familias bolivianas pueden respirar aliviadas porque “hicimos todo lo que hicimos para enfrentar el covid-19 gracias a la responsabilidad del gobierno y logramos retomar las actividades normales”.

Mencionó que la economía crecerá más de 6% en 2021 y llegará a 3.5% en 2022 durante la administración. “Este es un resultado muy importante porque a pesar de los intentos del gobierno de resistir la economía y el catastrófico paro de Santa Cruz en 2022, nuestro PIB nominal aumentó de $40.703 en 2021 a $44.315 en 2022, nuestra cifra más alta histórica”, aseveró.

Asimismo, agregó que el PIB per cápita aumentaría 7,4% respecto a 2021 a $3.691, la cifra más alta en la historia del país. También señaló una caída en la tasa de desempleo desde un pico del 11% en 2020 a un nivel del 4% en el cuarto trimestre de 2022.

La tasa de pobreza extrema, que subió a 13,7% en 2020, cayó a 11,1% en 2021, otra más baja en la historia de Bolivia.

El relanzamiento de la inversión pública, uno de los pilares fundamentales del modelo económico, permitió inyectar más de $6.280 millones en proyectos en todo el país entre noviembre de 2020 y marzo de este año. El jefe de Estado también mencionó la escasez de dólares en el país.

Dijo que con la aprobación de medidas como la “Ley del Oro”, este tema se irá resolviendo paulatinamente. Asimismo, llamó a seguir profundizando en Bolivia, “que siempre ha sido la fortaleza de nuestro modelo económico”.

En el horizonte hacia el bicentenario, el gobierno apuntaba a la industrialización por sustitución de importaciones. “Este, su gobierno nacional, está asentando las bases de una Bolivia industrializada, un país que explota y se beneficia de todas sus potencialidades y ventajas productivas”, dijo Arce.

Como resultado, dijo el Presidente, se están implementando en más de 130 plantas industriales en todo el país, más de $3.600 millones en inversiones para crear una economía de base amplia para la industria boliviana en todos los sectores de la economía, con el objetivo de promover a los productores, artesanos, pequeños y medianos y grandes empresarios y beneficiarlos.

Considerando todas las potencialidades productivas regionales, las plantas industriales permitirán generar un ahorro en importación de más de $us 530 millones en divisas de manera anual, a través del aprovechamiento de la gran diversidad de productos agrícolas desde la papa, los cereales, almendras, frutas, aceites vegetales, lácteos, hasta productos altamente demandados en el mundo como los agroinsumos, fertilizantes, el aprovechamiento de camélidos, productos cárnicos, riqueza piscícola, la fabricación de vidrio, entre otras.

En la misma línea, resaltó la inversión de más de Bs 3.400 millones en la industria de la química básica, que permitirá integrar las cadenas productivas de manera horizontal y vertical para beneficiar a más de 1.900 industrias nacionales, así como dar paso a la creación de nuevas industrias y nuevos empleos.

“También de manera histórica, tomamos la decisión de aplicar nuestra estrategia digna, soberana y eficiente, para avanzar en la industrialización del litio, la energía del presente y del futuro que nos permitió batir récords de venta de cloruro de potasio y carbonato de litio en la gestión 2022”, apuntó.

La implementación de complejos industriales con la más moderna tecnología de Extracción Directa de Litio (EDL) posicionará al país como referente en esta materia en el continente, agregó.

Adicionalmente, informó que se concretó el financiamiento para la planta refinadora de Zinc de Oruro, la conclusión del estudio para la nueva planta de Zinc de Potosí. Y este año concluirá la implementación de la planta Siderúrgica del Mutún con la cual se ahorrará $us 200 millones en importaciones.

“Somos el gobierno de la industrialización, trabajamos sin descanso para sentar las bases de una economía diversificada, y sustituir las importaciones desarrollando industria con valor agregado; para que la esperanza recuperada de nuestro pueblo, se vea recompensada con mejores días y un futuro promisorio generando empleo digno, ingresos para las familias bolivianas, disminuyendo la dependencia a insumos y productos importados”, resaltó el Jefe de Estado.

Compartelo:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *